domingo, 28 de septiembre de 2008

TELEBASURAS

Hace tiempo que no digo mucho por aquí... La verdad es que no sé muy bien qué he estado haciendo, pero no gran cosa... Y, encima, para un día que se me ocurre encender la tele y sentarme a verla una tarde sin nada más que hacer, voy y me encuentro un programa en el que intentan vender a unos granjeros. En realidad quieren buscarles pareja, pero más bien los venden con una publicidad que no me queda muy claro si les favorece o los deja por los suelos.

El trabajo de granjero, de explotador agrario o como se deba llamar (creo que no quedan granjeros en sí, de los que se cosechan el huerto, sacan al rebaño, hacen su leche... ya que ahora cada uno se dedica a una actividad muy concreta) es algo que tiene que resultar bastante duro, pero sin el cual no tendríamos muchas cosas que necesitamos. Y, claro, este empleo obliga a que, en muchos casos, quienes se dedican a él queden solteros, ya que es requiere mucha dedicación y esfuerzo.

Ahora bien, lo que no se puede hacer tampoco es exagerar las virtudes de cada uno de estos hombres de forma individual y decir, por ejemplo, que uno tiene cara de ser muy buena persona y cariñoso (que puede ser perfectamente) cuando sacan su foto y el chico en cuestión tiene unas orejitas que ni Dumbo y un entrecejo más poblado que China o que, cuando muestran a otro que, por tener el pelo cano, es el Geroge Clooney de los huertos y bancales. Si el caso es que el granjero es gordito, estará lleno de amor y cariño; si se pasa horas solo en el monte con el rebaño, entonces será introvertido y de una gran vida interior y serenidad.

Lo importante, según me di cuenta viendo el programilla en cuestión es que, cuanto más feo, mejor porque entonces podrán resaltar un montón de aspectos que, como no saltan a a vista, pueden transformarlos según les parezca para "hacer televisión". Al final, me dio la impresión de que no había sacado nada en claro: no sabía si estaban promocionando sinceramente a esos hombres o, más bien (y eso me pareció), se estaban burlando abiertamente de ellos con mucha sorna.

Visto que se puede vender cualquier cosa por televisión, me gustaría proponer a todas las cadenas (menos las que yo veo, por favor) una serie de programas de "sociedad" que también podrían ser interesantes, cada uno en su línea:

Para un concurso tipo Gran Hermano, les propongo que los concursantes sean un grupo formado por un skinhead, un punk, un politoxicómano, un par de prostitutas, algún político y un par de periodistas del corazón. En lugar de hacer pruebas por conseguir tabaco o preservativos, la recompensa debería ser un chute más, poder darle una paliza a alguno de ellos, extorsionar al resto, etc.

Si quieren un programa más como el de los granjeros, pues igual molaría también que recogieran rumanos y rumanas de la calle, con sus niños, para anunciarlas en la tele: "mujer de origen exótico, de costumbres antiguas y raíces culturales con gran historia, desdendencia real (la ves en su brazo), trabajadora, abnegada y de paciencia estoica".

Se puede vender todo, por lo visto...
Publicar un comentario