martes, 9 de septiembre de 2008

INSERT COIN?

Desde siempre, los videojuegos han sido algo que me ha gustado muchísimo. Por eso, he tenido varias videconsolas (unas siete) a lo largo del tiempo. Aún recuerdo cuando no existían todas esas "novedades" como la de poder guardar partida. Porque, para los que no han conocido eso, antes no valía eso de guardar partida, no, sino que había que pasarse el juego del tirón. El truco estaba en coger un día y ponerse a saco, dejar la consola encendida para comer, cenar y esas cosas y volver a jugar lo antes posible.

Es lo mismo que pasa en las máquinas recreativas. Había que calcular primero el dinero de que se disponía y, después, liarse a darle a los botones y la palanquita. Entonces, claro, podías hacer dos cosas: cansarte de que te matasen siempre en los mismos lugares o perseverar y no dejar la máquina hasta que el juego llegase al final.

Era difícil pasarse esos juegos (aún recuerdo la recreativa del Gradius, Toki, Street Fighter II, etc.), así que podías cansarte y dejarlo estar, para otro día o para nunca, o sobrellevar un poquito ese cansancio de jugar y seguir adelante hasta completarlo, no importando las veces que te matasen (en consolas se nota más porque era gratis, así que el vicio era total). Así, te podías pasar horas y horas intentando conseguir lo que querías o, simplemente, jugar diez minutos y dejarlo.

Como en los videojuegos, opino que en la vida pasa igual: si uno se cansa y por ello deja de intentaro, no conseguirá llegar al final. El cansancio está para sobrellevarlo cuando es necesario.
Publicar un comentario