miércoles, 23 de julio de 2008

OT (OTRO TRUÑO)

Voy a decir una cosa que sorprenderá a todo el mundo: no soporto Operación Triunfo. Desde hace tiempo, a mí me dió por llamarla "operación truño", pero eso sólo obedece a mis gustos. Aunque lo acabo de comprobar al ver un vídeo de la final en que sale cantando la ganadora. Con todos mis respetos hacia la chica, no creo que cante tan bien como para aparecer de ganadora en un concurso nacional. Pero, claro, pídele peras al olmo (lo digo por el programa, no por ella).

Pero bueno, que lo que iba a decir no tiene nada que ver con ella, sino con el personaje antagonista ese que han metido ahí para intentar reflotar esta saga de ganadores que se desvanecen al poco tiempo (eso no es cosa de gustos, sino de hechos).

El tal Risto ese, desapareció de la gala final de buenas a primeras y al momentito se montó el follón en plan abuelas marujonas para ponerlo a parir: que si era un maleducado, que si no lo soportaban... En fin, que a otro con esas tonterías, porque eso parece claramente una forma de "matar" al personaje que encarnaba este publicista, y que poca gente soportaba, por lo visto.

El colmo de esta farsa prefabricada de triunfitos, de "artistas" que se diluyen en el anonimato (¿alguno es famoso a día de hoy?) es ya meter personajes para que se hable más del programa; bien o mal, pero que se hable. Y como el tío ese ya ha cumplido y no ha tenido un gran éxito (o sí, depende de lo que quiseran), pues se le mata y punto.

Y el colmo de la vergüenza es el espectáculo ese que por lo visto montaron en la gala, cuando Risto se fue antes de acabar y sin decir nada. Claro, que mosqueo que pillaron todos. Mira que hay que tener poca vergüenza para hacer montajes y farsas de este tipo.

Lo que se hace por la audiencia cuando el producto en sí no es suficiente...
Publicar un comentario