viernes, 18 de enero de 2008

SI LAS GUITARRAS HABLARAN...

Esta tarde, me he encontrado por ahí con la página de una chica cuyo grupo favorito es Muse. A mí me gustan también, aunque me parece que las canciones tranquilas son demasiado tranquilas en comparación con las más duras (y más conocidas). Pero sin duda, lo que sí que me gusta sin reservas es la guitarra que lleva el cantante y guitarrista, Matthew Bellamy.

Quien haya escuchado Muse sólo un poco se habrá dado cuenta de la cantidad de efectos raros que se pueden escuchar: delays pasados de rosca, efectos de modulación que cambian en directo... Y todo esto, si os fijáis, lo hace el tal Bellamy con la guitarra. La utilidad y, sobre todo, la idoneidad de estos sonidos, que muchas veces parecen venidos del espacio exterior, es algo que cada uno es libre de juzgar.

Y es que un día este joven se encontró con la idea de incrustar un aparatito para controlar efectos en la guitarra. El Kaoss Pad (que creo que es ese el que lleva, aunque no el de la web) es un controlador dinámico de efectos, es decir: que controla las variables del efecto como velocidad, amplitud y cosas de esas que suenana a profesional cuando las dices.


Yo, sinceramente, si escucho Muse no es por este cacharrito mágico (aunque interviene), sino los fraseos tanto de guitarra como de bajo de las canciones más movidas.

Dejo aquí el enlace a un vídeo en el que un joven anónimo (que es que no he leído ni quién es) ha realizado la misma operación que Matthew y nos explica amablemente cómo controla sus efectos con la púa.

Y otro día os cuento cuál es la guitarra que me gustaría tener. Todo se andará...
Publicar un comentario