viernes, 2 de mayo de 2008

OYENDO EL FUTURO

Como ya he comentado, Opeth tendrá disco nuevo el día 3 de junio. La espera, sin embargo, no será tan larga: por internet circula ya el disco completo y he podido escucharlo. De todas formas, que me esperen en la tienda.

La verdad es que me ha sorprendido bastante este LP nuevo. Según había leído por ahí, Mikael Akerfeldt (cantante y guitarrista) dijo que se habían soltado con su parte más animal, cosa que me asustó un poco. A mí no me gusta demasiado el death metal por las voces guturales (que, aunque sí veo expresivas, no me hacen mucha gracia) y por los ritmos frenéticos.

Pero Opeth tiene algo especial, algo que lo hace reconocible y lo diferencia de cualqueir otro grupo. Según creo, y ha dicho también Akerfeldt, es el lado progresivo lo que los hace distintos: canciones larguísimas, muchos cambios de ritmo y melodía, la creación de ambientes, etc.

Y a este último disco, Watershed, lo veo más tirando por este camino. Ahora se pueden oir instrumentos de viento muy evocadores, una voz femenina preciosa, pasajes de guitarra clásica que se combinan con partes de distorsión demoledora y voces potentes con ritmos muy directos. Es esa mezcla la que he notado más destacada y, la verdad, me gusta.

Supongo que muchos seguidores del grupo desde sus inicios, en especial aquellos que consideren sus primeros trabajos como los mejores, estarán un poco decepcionados, como pasó cuando publicaron Damnation, un disco muy tranquilo y limpio. De todas formas, no creo que nadie acabe decepcionado.

Yo sólo puedo decir que espero al 3 de junio con las mismas ganas.
Publicar un comentario