miércoles, 21 de mayo de 2008

TÚ PON EL MECHERO ASÍ, A VER...

Hay situaciones en la vida en que nos encontramos frente a un conjunto de objetos variados que, en principio, no sirven para un objetivo común. Es decir, si alguien se encuentra una pastilla de turrón de Alicante (el duro), un tomate, alguna anchoa, galletas María y un mejillón, difícil será que se haga algo con todo ello. Pero en esos casos siempre hay gente que sorprende con una imaginación que se podría llegar a pensar que no es muy normal ni tenerla ni seguir su hilo. Lo del mejillón y tal fue una tarde con un amigo, que no había mucho para comer y...

Pero dejando eso a un lado, imaginad que os encontráis ante una mesa en la que hay: un tubo de cartón, lubricante (para relaciones sexuales), un mechero y un hamster. Normalmente, como digo, pocas personas sabrían como crear un todo funcional con esos elementos. Pero Erick y su novio Kiki o Quiqui, a elección ya que es su mote, son unos genios más grandes aún que McGyver. Si ese personaje de la televisión armaba la gorda allá adonde iba, había explosiones y al final se salvaba a quien estaba en apuros, estos chicos no son menos.

Entonces, volviendo al hamster, el mechero y el resto de piezas, sólo nos queda preguntarnos: ¿qué haría McGyver?

Pues lo siguiente os dejo que lo escuchéis. Muchas gracias a Pau por mandarme esto; hacía tiempo que no me reía así con algo de la radio.



Y recordad: cuando dudéis, pensad qué haría McGyver.
Publicar un comentario