jueves, 8 de mayo de 2008

EL COLOR DE LA WEB

Desde noviembre del año pasado vengo publicando aquí algunas de las fotos que hago; a veces, muchas.

El caso es que yo no tenía ni idea de fotografía entonces, aunque ahora tengo algunas nociones, pero lo que sigue siendo para mí algo que no entiendo mucho es el color. Yo hago una foto y más o menos puedo plasmar los colores que pretendía, pero al pasarla al ordenador, resulta que se ve de otra forma. Bueno, eso no es tampoco un problema hasta allá. Lo malo viene a la hora de publicar las imágenes en internet.

Me di cuenta cuando subí aquellas en que salía una abeja muerta en una flor y otra de un edificio de la Universidad de Alicante: los colores son mucho más ténues. Después de preguntar, (porque no me hizo ninguna gracia) me dijeron que exportase las imágenes para web. Eso llevo haciendo desde entonces, pero me sigo encontrando con que los colores de las fotos son mucho más ténues en el blog. Y, como muestra, unas cuantas fotos abstractas que me entretuve haciéndole a un cigarro ; juro que son más interesantes de lo que parece, que estas parecen sin vida:

Yo tengo ahora mismo la segunda como fondo de pantalla y el rojo es muy intenso.

Por eso, tengo un par de preguntas: ¿qué hago para conservar el color?, o si las subo sin exportar para web, ¿quien se las baje las verá con su color original o el color cambia inevitablemente al aparecer en internet?

Si a alguien le apetece sacarme de este pozo de ignorancia y aconsejarme qué hacer, encantado. Así, de paso, me deja alguien algún comentario...
Publicar un comentario