jueves, 29 de mayo de 2008

COSAS QUE ME GUSTARÍAN: EDIFICIOS PINTADOS

Anoche, en ese momento entre la vigilia y el sueño en que es difícil saber si estás dormido o despierto, pensé una cosa curiosa. Los pensamientos de esos momentos son de los que más me gustan, junto con los de recién despierto, ya que no parecen tener lógica y es como si se ordenasen de una forma distinta en la cabeza; son de lo más caótico, y eso me encanta.

Bueno, el caso es que ayer se me ocurrió una idea que me gustó: que todos los edificios tuviesen las fachadas decoradas con pinturas con motivos selváticos, cuadros, de lo que sea mientras sea bonito. No pasará nunca, pero me gustaría: ir por la calle y ver escenas coloridas en lugar de muros de ladrillos y cemento.

Puede que haya quien piense que tanto color y dibujo resultarían un poco cargantes, pero creo que prefiero eso a la asepsia que muestran hoy en día las fachadas de estas ciudades modernas.

Así que, si se me ocurren más cosas así, esta entrada se convertirá en una minisección en que escribiré tonterías que me gustaría que pasasen.
Publicar un comentario