sábado, 15 de diciembre de 2007

VIENTOS DE CAMBIO

Los últimos días están siendo un poco calmaditos en el blog. No es porque yo no tenga nada qué decir o que no quiera decir nada, sino que las cosas toman el rumbo que les parece y no preguntan. Por ejemplo, durante el día del jueves, creo, estuve sin internet y sin teléfono (bueno, tenía teléfono, pero un número extraño que a saber de dónde salió), así que no publiqué. Y desde ayer, entre el follón de intentar poner el Mac y que he tenido una entrevista de trabajo, pues como que tampoco.

Y esta entrada es para decir, simplemente, que seguramente ni mañana ni el lunes dé señales de vida por aquí. Y es que hace un ratito se me ha ocurrido que, ya que voya cambiar de sistema operativo en el ordenador, voy a probar un tercero: Linux.

Sí, me estoy instalando el Ubuntu ahora mismo (escribo desde otro ordenador) y voya probarlo también un poco. En caso de que no me instalase el Mac o que no funcionase, creo que me quedaré con el Ubuntu dominando mi disco duro y el Windows agazapado en un rincón virtual con sus problemas. Y como a éste último le dé por levantar un poco la voz...

Os dejo con un fragmento de un poema de Manolo Chinato, porque le viene al pelo a esto:
Hoy morirán hojas y animales,
mas no morirán para siempre.
Y en su transformación de mañana
darán con más calor,
a la tierra de su muerte,
pasado mañana, brotes de esperanza.

¿Se me instalarán esos brotes de esperanza?
Publicar un comentario