viernes, 7 de diciembre de 2007

[REC]

Ayer estuve en el cine viendo la última película de miedo que se ha hecho en este país. Y, la verdad, la cosa no quedó muy por debajo de mis expectativas. Y es que mis esperanzas de encontrar una película que me dé miedo, hace años que se quedaron olvidadas. Parece que los cineastas son incapaces ahora de hacer un filme (esta palabra siempre me ha parecido muy curiosa…) de terror sin que al girar en cada esquina aparezca una escena de casquería sacada de los sueños de Jack el Destripador. ¿Dónde quedaría el terror psicológico…?

El caso es que últimamente sí han aparecido un par de películas de esta temática que, por lo que parece, se acercan más a lo psicológico que a lo desagradable. Y REC es más de las primeras.

Desde el comienzo de la película, tenemos la sensación de estar viendo un programa de televisión. Una reportera y un cámara van a pasar una noche a un parque de bomberos para entrevistarlos y montar un reportaje para el programa para el que trabajan, que emite reportajes sobre lo que ocurre por la noche en las ciudades mientras todo el mundo duerme.

A pesar de lo aburrido de los primeros minutos, la película empieza a cobrar carácter de repente cuando se recibe un aviso en el parque de bomberos y los reporteros salen a acompañar a éstos para profundizar en su trabajo. Cuando llegan al edificio, todo parece normal: un aviso por una anciana. Todo normal, hasta que deja de serlo.

A partir de ese momento ya no os cuento lo que sucede porque vale la pena verlo por uno mismo. La tensión es casi constante desde que comienza la acción, y eso es algo que los seguidores de este género agradecemos. Para corroborarlo, sólo diré que ésta ha sido una de las pocas películas que he visto en el cine con todo el mundo en silencio. El ambiente es denso y cargado de tensión durante todo el largometraje (quitando ese fragmento inicial) y la forma de rodarla favorece mucho este rasgo.

Para los que no lo sepan, REC ha sido grabada a modo de reportaje auténtico. Todo lo que ocurre nos llega desde el mismo punto de vista: la cámara del reportaje. Pero no sólo esto, sino que además, los actores principales (supongo que no todos) no recibieron un guión al uso, sino que su tarea consistía en representar el papel que les habían dado de la forma más realista posible. Al no contar con guión, se improvisa y las cosas salen como salen. Hay un par de jarrones que van al suelo, pro ejemplo. Según los directores, esos sustos no son fingidos.

El único punto negativo que le veo es que, para quienes conozcan la saga Resident Evil, y me refiero a los videojuegos, esta película no tendrá un argumento demasiado original. NO es que sea lo mismo, pero vamos si se parece…

Para acabar: recomiendo mucho esta película a todos aquellos que no sean demasiado impresionables. Y a aquellos que sois impresionables, pues también la recomiendo porque pasar algo de miedo ficticio de vez en cuando, no está nada mal. Y para vosotras: siempre os podéis coger el brazo de vuestro acompañante ;)

A ver qué opináis de la peli.

Web de REC


Publicar un comentario