martes, 11 de diciembre de 2007

LEZ ZEPPELIN VUELVE AL ESCENARIO

Ayer, ante casi 20.000 personas, Led Zeppelin volvió a los escenarios por una noche. El concierto se organizó para honrar la memoria de Ahmed Ertegun (cofundador de Atlantic Records). Desde que falleciera John Bonham (batería), el grupo sólo se había reunido de forma esporádica, como para el Live Aid de 1985. La noche de ayer, quien ocupó el lugar de uno de los mejores baterías del mundo, no fue otro que su hijo, Jason. En 28 años, no había sido posible ver un concierto completo del grupo.

En principio, la duración que habían estimado los músicos era de de 40 minutos (si yo voy al concierto y me hacen eso, no me sentaría muy bien); pero Jimmy Page declaró que se podrían tocar perfectamente dos horas (eso sí, hombre). Y, de hecho, en la sala sonaron los mayores éxitos de toda la historia Led Zeppelin acompañados por efectos visuales en una pantalla. Dieciséis temas y dos bises fue el resultado de esta reunión.

Pero además, Jimmy Page, Robert Plant, John Paul Jones y Jason Bonham contaron con la participación especial de diferentes personalidades de la música: Paul McCartney (acompañado por su hija, Stella, Naomi Campbell y Kate Moss), Sting, Tony Banks y Mike Rutherford (Genesis), Adam Clayton y The Edge (U2) y David Gilmour (Pink Floyd).

Desde luego este año ha sido un año dorado en el mundo de la música, con reapariciones de Smashing Pumpkins, The Police, Héroes del Silencio o la de Led Zeppelin de ayer. Aunque, en principio el evento fue único, hay quienes dicen que no descartan que la banda siga adelante. Ya se verá.

Aquí dejo un videoclip de una de las mayores obras de arte del siglo pasado (es opinión propia, claro):


Por cierto, el joven escocés Kenneth Donnell (de 25 añitos) pagó la friolera de 115.000 euros por dos entradas. Chaval, que envidia te tengo...
Publicar un comentario