martes, 4 de diciembre de 2007

MACROONDAS

Hoy ha sido un día un pelín ocupado. Tenía pensado ecribir algo esta mañana y poner alguna foto (tengo algunas que no son flores, de verdad). Pero después de un día de photoshop intenso, casi que dejo la foto para otro día.

En cambio, voy a cometer un acto de riesgo y poca cautela al compartir con todo el mundo una cosa que, quizá, debió quedar entre los que estábamos esa noche en ese lugar. No diré nombres. Y es que, hay veces que cuando uno suelta una estupidez y ésta es de un calibre considerable, quienes están alrededor no pueden evitar descojonarse. Y contribuir, y contribuir...

Y como en este punto, quien lea esto no sabrá de qué va la cosa, aquí está el enlace: Macroondas.

Esto es un suicidio social y puede que también intelectual, pero soy así. A ver qué os parece una noche de desvaríos.
Publicar un comentario