domingo, 23 de diciembre de 2007

SuSE

Son las 5:30 de la madrugada y aquí estoy, delante del ordenador. Llevo ya una semanita a vueltas con los dichosos sistemas operativos, pero ya he acabado (casi). Después de tanto intentar quitarme el Windows XP de vista, he conseguido tener el Linux funcionando sin problemas. Después de la odisea para instalar y que reconozca la conexión inalámbrica a internet, el SUSE me va de perlas.

De todas formas, no creo que pueda abandonar el XP del todo porque, al fin y al cabo, utilizo programas basados en Windows para componer y grabar guitarras y eso. Aunque todo se verá...

Ahora, a probar las distintas distribuciones de linux que hay por ahí. Con qué poco se contenta uno a veces, jeje.
Publicar un comentario