martes, 4 de marzo de 2008

REBAJAS

Desde hace unos días estamos, otra vez, de rebajas; lo único, es que en lugar de ir a los centros comerciales a dejarnos el dinero, muchos iremos al colegio electoral que nos toque. Digo rebajas porque parece que los candidatos de los dos partidos mayoritarios no han hecho otra cosa que ofrecer rebajas, dar dinero, plantar 500 millones de árboles... Vamos, que están que lo regala y sólo por tu voto.

Sólo un comentario antes de seguir: 4 años son unos 1826 días ((3x365)+366 de un bisiesto, más o menos), por lo que 500.000.000 dividido por 1826 da ¡la friolera de 273.822,6 árboles plantados cada día! ¿Lo conseguirá? No lo creo, pero por el bien de la humanidad espero que sí. Y no comento lo de los 400 euros del presi porque me da cosa, que eso tiene truco; y, si no, buscad por internet y veréis...

Pero bueno, yo no quería hacer comentarios de este tipo. L oque quería decir es que hasta hace una hora escasa yo no pensaba votar. No quería ir porque ninguno de los dos candidatos me parece lo suficientemente bueno para gobernar el país. Con "candidatos" también me refiero a los partidos, desde luego, aunque hay personas dentro de ambos que se salvarían.

El caso, es que he cambiado de opinión gracias a una discusión con uno de mis jefes hace un rato. Le decía yo que no iba a votar y el me contestaba que hay que participar para obtener algún resultado; me proponía que fuese al colegio electoral y emitiese mi voto en blanco para que constase mi desagrado por la política que se presenta actualmente.

La discusión ha surgido porque le he comentado que los votos en blanco no sirven como método de protesta, como forma de hacer ver que el panorama político no es el adecuado y sí muy mejorable. Como siempre me gusta saber las cosas de una fuente completamente fidedigna, en cuanto he llegado a casa me he puesto a buscar sobre el voto en blanco. Recomiendo lo que dice la Wikipedia en su entrada.

Así, me he enterado de que existe una plataforma que adopta la forma de partido político que pretende, nada más y nada menos, que los escaños que obtengan en el Congreso, queden vacíos en señal de la protesta que yo pretendo. Su nombre: Ciudadanos en Blanco. Por dar un dato: cuando se apruebe la ley sobre voto en blanco (mirad la web de la plataforma), el partido quedará disuelto.

En fin, que supongo que mi voto va estando más claro. Y no me importa manifestarlo aquí, porque precisamente lo que quiero es que se sepa que no estoy de acuerdo con esta política que tenemos en la que los dirigentes sólo se preocupan de sus votantes ( y de sus no votantes, que son igual de importantes) en época electoral. Así, todas las medidas que proponen vienen a ser algo parecido: electoralistas.

El bien de este país y de toda la gente que aquí vive no es de izquierdas, derechas o centro. Mi voto, no se compra con estas ofertas que nos hacen.
Publicar un comentario