martes, 4 de marzo de 2008

ECONOMÍA DEL LENGUAJE

A muxa gnt l molstaria bstnt leer lgo scrito asi. Y si q es mu molsto ablar dsta manra. Xo a bcs no pueds scribir + pq t va a cstar + kro. Xo xa dcir kedams n ksa, 22:00, no ac flta muxo+.

Hay quienes no soportan esta forma de escribir argumentando que esto empobrece el lenguaje y que fomenta un uso y aprendizaje muy pobre del idioma.

Para mí, esto es un ejemplo de lo que puede llegar a ocurrir empleando economía en el lenguaje. No creo que sea para nada algo negativo, sino una respuesta a una necesidad: la falta de espacio para la información. Es una manera de comprimir el mensaje.

Y no creo, por otra parte, que esto sea una causa del empobrecimiento del lenguaje, que sí que se da y de una forma bastante alarmante. Ahora los niños y los adolescentes, incluso gente de ventipocos, hablan con un vocabulario muy básico y no comprenden muchas cosas de las que leen u oyen en televisión, por ejemplo, en las noticias.

Según lo veo yo, ese empobrecimiento viene de la baja calidad de las clases de lengua que se dan actualmente. Lo que yo estudiaba tampoco era una barbaridad, pero a la misma edad, los de ahora están estudiando lo que yo hice dos años antes. Y así, el idioma pierde.

Si a eso le sumamos fenómenos como el de los mensajes de texto del móvil o las salas de chat de internet, la cosa empeora, eso sí. Pero sigo diciendo que el motivo no es la economía del lenguaje, que ha rebasado la barrera de economizar palabras para economizar letras, sonidos.

N fin,creo q scribir sto no mpobrec mi xpresion,xo ay q sabr ablar xa sabr pnsar.
Publicar un comentario