viernes, 8 de agosto de 2008

MENÚ VARIADO

Ya he dicho un par de veces que me gusta comer. También me gusta probar cosas nuevas y, en algunos casos, exóticas. Eso sí, aún no me he hecho a la idea de comer grillos fritos, hormigas o saltamontes.

Pero el otro día, en mi propia casa, se presentó la oportunidad de probar algo muy distinto a cualquier cosa que pueda haber comido hasta ahora: holoturias y actinias. Cuando veáis esos enlaces pensaréis que estoy pirado o que qué asco, directamente. O las dos cosas. Pero sí, las probé.

La foto de una holoturia en la wikipedia:


Tengo que decir que no fue tan desagradable como me esperaba (y me esperaba mucho...), pero tampoco me pareció algo de otro mundo. Rebozados, ambos bichos, no tenían más que sabor a mar y una textura medio pastosilla que no era ni agradable ni todo lo contrario. Me dejaron indiferente.

Por cierto, creo que las holoturias eran un plato que comía el capitán Nemo.
Publicar un comentario