lunes, 11 de agosto de 2008

DETALLES DE UNA TRUCHA

Hace tiempo ya que no salgo a hacer fotos por ahí, aunque también es que mis alrededores los tengo ya un muy vistos. De todas formas, hay veces que no es necesario salir de casa para sacar alguna cosa curiosa.

Por ejemplo, hoy hay trucha para comer, así que he aprovechado antes de estuviesen cocinadas para tomar algunas texturas y detalles. Como podéis ver, la foto de arriba es de un ojo del pececito y la que sigue aquí a continuación, del lomo. Me han gustado los reflejos dorados que tenía al sol, así que he resaltado eso con un par de retoques.

La próxima vez que le haga fotos a un pescado, las sacaré aún más de cerca.
Publicar un comentario