martes, 10 de junio de 2008

13 MONOS (DECIDIRÍAN MEJOR)

Cando salía hoy de trabajar he oído algo de una jornada laboral de 13 horas diarias. No he hecho mucho caso porque no he escuchado nada más, así que me he dado por no enterado. Si lo llego a saber, escucho con más atención...

He llegado al rato a casa, me he puesto cómodo, he cenado tranquilamente y, cuando he puesto la televisión me he encontrado con la mayor estupidez que he oído en lo que llevamos de año. Quien me conozca un poquito sabrá que soy capaz de decir estupideces muy grandes, pero esto me supera: Europa quiere que la jornada laboral se amplíe a... ¡65 horas!

Casi me da algo. Lo primero que he pensado es que quieren darnos por saco; lo segundo que he pensado es que nos quieren tomar el pelo; por último, he decidido que lo que quieren es "darnos por culo" (y perdón por la expresión, pero es la más adecuada).

Pero, ¿en qué cabeza cabe pensar que una persona puede estar trabajando 13 horas diarias? ¿Es que la gente que se dedica a decidir cosas así por los demás no se para a pensar en las repercusiones que tendrán sus decisiones? ¿Quién es el mameluco que ha propuesto la iniciativa?

Es más que suficiente que la jornada esté establecida en un máximo de 48 horas semanales, según normativas europeas. Se mire como se mire, lo que piden es una barbaridad descabellada que no entraría en la cabeza de nadie que piense un poco. Un poco, si no pido mucho...

Trabajar 13 horas diarias (un 59% más que las 40 actuales) provocaría, así de entrada, algo tan poco conveniente como que los trabajadores dedicarían todos sus esfuerzos a no hacer nada en el trabajo. Total, ¿para qué? Están haciendo algo por pura necesidad, porque todo ese tiempo que dedican a no estar con su familia, amigos o a hacer los que les llena (y reestablece para el día siguiente) no van a poder aprovecharlo después porque al final del día les quedarán solamente cuatro horas de tiempo libre, si es que duermen siete.

Pero, claro, si tenemos cuatro horas de tiempo libre y contamos que hay un tiempo que se dedica a ir al trabajo y volver, eso se reduce. En mi caso, que tardo unos veinte minutos en llegar, eso me descontaría unos cuarenta minutos de media; eso sin contar los minutos que pierdo en aparcar y volver luego al coche, que son unos diez. Diez minutos importan mucho si tienes cuatro horas de tiempo libre.

Así que, si sacamos cálculos de un día de trabajo, tendremos alo parecido a esto:

24 horas - 13 de trabajo = 11 horas de tiempo libre - 7 horas de sueño = 4 horas de tiempo libre - 40 minutos de trayecto = 3 horas y veinte minutos de tiempo libre efectivo.

Entonces tengo tres horas y poco para vivir. Tendría que decidir con mucho ojo cuáles son mis pasatiempos, aficiones o con qué personas (y cuántas) me relaciono. No estamos como para perder el tiempo.

Ya me veo saliendo de fiesta por ahí y, a la primera que me encuentre soltarle algo como:

- Hola, te he visto y me has entrado por el ojo. Te invitaría a una copa, pero no me da tiempo. ¿Te vienes a mi casa? Tengo mucha pasta, que curro 13 horas al día.

Si la respuesta es no, pues a por otra sin dejar pasar un minuto más.

Y es que yo debo de ser idiota perdido y no entiendo las cosas. No entiendo por qué nos intentan endosar una jornada laboral para esclavos. Igual es que estos "de arriba" han malinterpretado el contrato que tienen y no sirven al pueblo, sino que se sirven de él.

Así que, nada, adelante, a implantar una norma absurda, irracional y de muy poco sentido común, que si llega ese momento, un servidor se dedicará a trabajar lo peor posible y a no poner nada de empeño en el trabajo, porque ya no será un trabajo, sino un castigo sádico. Y a mí me gusta hacer las cosas bien siempre.

Yo trabajo para vivir y en mi vida se me ocurrirá pensar en la idea de vivir para trabajar. Necesito un medio de vida, como tdo el mundo, pero solamente eso: un medio de vida. No pienso emplear todo mi tiempo, y mis energías en producir algo que no quiero o que no necesito, que bastante tengo ya. Esta estupidez de ampliar la jornada la veo más como otro intento de subyugar a los "súbditos" de estos seres elevados y de mucha más valía e inteligencia que el resto de los mortales.

Para los señores que han pensado en implantar todo esto: pensad en trabajar y dejadnos en paz.
Publicar un comentario