domingo, 22 de mayo de 2016

SE ESCAPAN

"Estoy tan cansado que se me escapan las palabras. Normalmente el esfuerzo consiste en reunirlas en unas líneas, pero hoy huyen en estampida, incapaz esta piel de contener un avance tan a la deriva y con tanto ímpetu. Imposible, al menos desde el punto de vista del fuego que rodea esta noche. Fuego que arde sin medida al contacto del aire que respiro y a los ojos de una luna que, como ojo de gato, observa lo que ocurre en la distancia. Pero para distancia, la que hay aquí ahora mismo entre... No se entre qué  o quién. Pero todo arde.

 Y mientras se calcina el mundo que no se ve, los ojos se giran y deciden apartarse de todo aquello que resulta incomprensible. Vaya trago; ahora aquí, ahora allá y sin saber dirección o motivo. Aunque en realidad importa lo justo, porque al fin y al cabo no hay dirección posible: todo afuera está en llamas y no queda otra salida. Y las palabras, tan urgentes como escapan, se ven rodeadas de un muro ardiente que no las deja pasar. Las palabras, tan pensadas como dichas, tan calladas como faltas de sentido y oportunidad, se paralizan al momento y, como yo, no saben qué hacer. 

Y así estamos, un mundo en llamas que arde sin contemplaciones y yo, tan perdido tras palabras que, si bien saben qué decir, no pueden hacerlo por no haber quien las tenga que escuchar. Y así estamos, tan perdidos como siempre, tan esperando que, a esas palabras o a mi, nos vengan buscar."
Publicar un comentario