miércoles, 11 de febrero de 2009

ADIÓS, DE MOMENTO, E-1

Mi cámara ha muerto. Bueno, no ha muerto, pero la reparación puede costar un riñón ya que, de entrada, tengo que mandarla sí o sí al servicio técnico de Olympus; pero el técnico que la ha visto de momento ya me dice que es seria la cosa.

Así que nada, con un disgustillo más, dejo aquí una foto hecha con la compacta. Estuve haciendo fotos con una Nikon analógica y, al mismo tiempo, me llevé la compacta por si acaso.

Otro cielo...
Bueno, me voy para Murcia un par de días.
Publicar un comentario