domingo, 6 de diciembre de 2009

HORMIGAS SALIDAS

Ayer estuve viendo una película "curiosa": Brüno. No sé por qué, me esperaba otro tipo de película (no en cuanto al contenido, claro, sino a la forma de hacerla), pero resultó que Brüno es más o menos lo mismo que fue Borat, pero a lo bestia esta vez. Si en la película que hacía de kazajo, el actor (Sacha Baron Cohen) insultaba en sus narices a gentes representativas de la sociedad estadounidense, en Brüno ya parece quele dé igual la vida misma y se va a entrevistar a un líder terrorista en oriente medio y le suelta que Osama debería quitarse la barba porque parece un Santa Claus sucio. Yo me quedé a cuadros un par de veces, la verdad.

El caso es que me gustó y me reí bastante en algunas partes. La duda tremenda me entró al rato, buscando entrevistas del actor en Youtube, cuando me lo encontré (a Brüno) en una de El Hormiguero, un programa que siempre estaré condenado a no saber a qué público va dirigido. Igual hay quienes no entiendan a qué me refiero, pero creo que quien vea el programa alguna vez (o a menudo, da igual), lo sabrá.

Si este espacio de televisión es para adultos: a) hacen muchas gracias muy infantiles; b) ¿qué pintan dos hormigas de peluche que hacen canciones para niños?; c) ¿por qué cantan la canción esa del final?; d) ¿por qué Flippy parece imbécil? Así podría seguir un rato.

Ahora, que si es para niños en realidad, con lo que vi ayer deberían de tener problemas. Invitaron al personaje de Brüno que (entre otras cosas) se pone a jugar con el pene en un momento de la película y le hace una felación a uno de los Milli Vanilli ()Rob Pilatus, que murió en 1998 de sobredosis) a través de un medium; tengo que decir que ese momento de la película es para alucinarpensando lo que pasaríaporl a cabeza al pobre medium. Invitan a este personaje para hablar de todo esto, para tener a un supuesto iconazo gay, pero ¿el programa no era para niños?

Yo no soy nada imparcial porque Pablo Motos me caía ya mal en su programa de radio y, la verdad, es que veo reflejado ese tipo de tonterías ahora en la televisión. De todas formas, os dejo el trailer, para que cada uno juzgue si es oportuno invitar a este tipo de personajes (que anda que no se los trabaja el actor) a un programa infantil o "pseudoinfantil".



Sigo sin entender a quién se dirige El Hormiguero.
Publicar un comentario