viernes, 7 de noviembre de 2008

BATMAN EXISTE

Sí, resulta que Batman existe. Igual no es un superhéroe de orejas puntiagudas y disfraz incómodo, que no le deja ni girar el cuello con comodidad, pero sí que sigue siendo exótico. O exóitca, porque resulta que Batman es una ciudad turca. Esto se comprueba fácilmente con un mapa y queda en una coincidencia curiosa.

Lo que sí que puede ser más interesantes (y absurdo) es que esa ciduad demande al director de la película y a todas las empresas que utilicen el nombre para fines comerciales de sus productos, porque dicen que nadie les ha pedido permiso y que tienen derechos de autor. Esto es una fantasmada de cuidado.

Lo primero que me viene a la cabeza es que en esa ciudad están todos locos, todos los que se han metido en ee fregado; lo segundo, es que para obtener derechos de autor de algo, hay que crearlo, ¿no? Ahora no estoy muy puesto en estas cosas, pero vamos, que eso es para algo que es tuyo. Que me corrijan los señores del kebap con antifaz de murciélago, pero me parece que el nombre de su ciudad, aunque ellos hayan nacido allí, no les pertenece. Igual sí, que los batmanianos compran una parte de derechos de autor del creador de Batman (no de la peli, sino de la city) y tienen una parte. Igual meto la pata hasta el fondo y tienen razón, pero es algo que dudo mucho.

Ahora los que tienen que empezar a tener miedo de las ciudades del mundo son los directores, guionistas, productores, realizadores, maquilladores, actores, iluminación, servicio de limpieza, etc. de otras películas como: "El oro de Moscú", "Tú a Boston y yo a California", "Torremlinos 76" y demás filmes que usan el nombre de una ciudad. Todos demandados. Anda que vaya películas he peusto de ejemplo, yo también... Que no me demanden, por favor, que me veo al ayuntamient de Torremolinos dejando caer todo el peso de la ley sobre mí.

Por otra parte, tambien propongo demandar a todas esas ciudades de América (el continente, que no hay ningún país llamado así, en contra de lo que parezca) que tienen el mismo nombre que otra de nuestro país, que las hay a montones. Que hay dos Córdoba, pues demanda a la copia.

En fin, que estos turcos con antifaz (sólo los de antifaz) tienen la cara más dura que los abdominales del mismo Batman. Como están hasta los ojos de petróleo, el dinero les hará cegarse y su vida carecerá de sentido si no están ganando más y más. Eso sí, me gustaría conocer al equipo de estrategas comerciales que ha ideado todo ese tinglado para sacar pasta.

Vaya gente...

Publicar un comentario