viernes, 21 de noviembre de 2008

VIOLENCIA E INTENCIONALIDAD

Una cuestión puramente lingüística...

Estaba oyendo una noticia en televisión sobre malos tratos de mujeres hacia hombres. En cuestión, hablaba de violencia de género, y de eso mismo quiero hablar yo. Pero yo voy a referirme concretamente al término, que nunca me ha parecido apropiado.

Según me parece, el término violencia de género nació en un momento en que se intentaba fomentar más la igualdad entre hombres y mujeres en todos los aspectos. Hasta entonces, que yo recuerde, se hablaba de violencia doméstica o familiar. Desde el principio, me ha parecido que el término no es apropiado.

Hoy, oyendo lo que decían y las diferencias que hay entre los malos tratos de hombres hacia mujeres y viceversa (en cuanto a llamadas de emergencia, trato de la situación por parte del agredido, por parte luego de la justicia, etc.) me ha quedado más claro que nunca que no debería llamarse de género a esta violencia.

La violencia de género (un hombre malatratador, por ejemplo) sería que ése hombre fuese por la calle maltratando a todas las muejres que encontrase. Eso sería violencia de género porque sí que sería violencia "por el hecho de ser mujer". En las noticias afirmaban que era por el hecho de ser mujer u hombre; violencia por ser de este género.

Pero en la violencia que se llama así, lo que ocurre realmente es que existe una persona que maltrata a su pareja, no al género femenino o masculino en general. Ese maltratador (o maltratadora) puede ser una bellísima persona fuera de casa y tener multitud de amigos y de conocidos de ambos sexos que lo quieran un montón. Así que, si no maltrata a esa gente de sexo opuesto, pero sí a su pareja, la violencia no es tan de género.

Además, en muchos casos se da que el maltratador también tiene conductas vejatorias y muele a palos, literalmente, a sus hijos o comente abusos sexuales contra ellos. ¿Esto es violencia de género? Porque igual es que los niños son el género neutro...

Yo creo que la violencia que se sufre en los hogares se debe a un trastorno o desequilibrio mental de la persona que maltrata. Da igual si es mujer u hombre, lo que esa persona maltrata parece más ser "su propiedad" (su mujer, sus hijos, su marido) que un género distinto al suyo. Por eso creo que este tipo de violencia tendría que llamarse doméstica y no de género. Denominarla de esta última forma no me parece otra cosa que intentar matizar el término y darle un cariz populista que desvirtúa lo que realmente ocurre.

Si en una pareja homosexual, una de las dos partes es maltratadora, ¿de qué género es la violencia?
Publicar un comentario