martes, 28 de octubre de 2008

LA MALA EDUCACIÓN

Hacía tiempo que no daba señales de vida por aquí, ¿eh? Bueno, hoy ha llegado el momento, que últimamente mi vida ha sido un poco extraña (al menos para mí) y me han pasado alguna cosilla digna de mención.

Ahora mismo, vengo del médico. He cogido la moto de mi hermano, ya que el centro de saludo está muy cerca de mi casa y así, de paso, no tenía que romperme la cabeza para aparcar, que parece que hay ya más coches que personas.

Cuando he llegado, he dejado la moto delante de un coche y, como he hecho siempre que he ido en moto, he dejado espacio para que pudiese salir, después de mirar que no estuviese muy pegado el coche que tenía este otro detrás. Pues después de estar poniendo el pitón, sacando las cosas del hueco del asiento, colgándome la mochila, mirando que no se me olvidase o se me hubiese caído nada, la conductora del coche me dice: "A ver si la puedes dejar más pegada, bonico".

Tengo que decir que cuando ha dicho eso, le había dado tiempo a una señora mayor que iba con ella (parecía su madre) a subir y acomodarse y a ésta mujer a guardar cosas en el maletero y todo. Vamos, que ha tenido tiempo de sobra para pedirme que apartara un poquito la moto, si es que no se veía capaz de sacar el coche de su lugar, porque lo separaban unos 60 centímetros de mi moto y algo más del coche de detrás (más de un metro si hubiese reculado y pegado al otro coche). Lo entiendo, hay gente que no se ve capaz de sacar el coche si no tienen una pista de aterrizaje a su disposición. Me pregunto qué hará esa "tía" (sí, tía, en plan despectivo) cuando intente aparcar en el centro de cualquier ciudad; qué tonterías pienso: pues al parking. Aunque en esos lugares, los coches están muy cerquita por los lados, no sé yo...

Me ha tocado la moral un poco porque me había levantado hacía nada y me ha entrado el mal humor instantáneo. Le he dicho que, si eso, me lo podía haber dicho, ya que estaba ahí cuando ella ha llegado, que no hacía falta ser maleducada. "No, no, ya hago yo maniobra"; maniobras mentales son las que tendrá que hacer esa mujer para juntar las palabras.

He vuelto a pensar, como de costumbre, que la gente es de lo que no hay. Se supone que lo caracteriza al ser humano y lo distingue de otros animales es la inteligencia; yo creo que es más bien la estupidez, en todas sus acepciones. Somos unos maleducados y, además, demostramos nuestra estupidez a diario.

Después, esperando el turno del médico, un par de señoras que hablaban con toda la sala. Mantenían la conversación entre ellas dos, pero parecía que hablasen para todos los que estábamos allí. Estaba yo pensando en que me podía haber llevado un libro para entretenerme en la espera, pero me he puesto los auriculares para escuchar música. Pues con Opeth directamente en los oídos, esas dos señoras parecían rugir más que las voces de ultratumba de la música. El próximo día, me llevo un libro y se lo doy para que lo lean y entretengan a todos los que estén allí esperando.

Pero, bueno, al salir se me ha acercado un chico que me ha hecho ver que no todos somos iguales, aunque haya minorías. Iba en silla de ruedas (no tenía piernas) que se ha acercado a pedirme un cigarro. Se ha fijado en que mi mochila es de Led Zeppelin y lleva varios bordados con el nombre, logos y demás, y se ha puesto a nombrarme canciones del grupo. Luego, cuando me iba con el casco puesto ya y todo, le he oído decirme: "Jimmy Page y Robert Plant". Me ha hecho gracia y le sonreído.

Es curioso como una persona en que está en silla de ruedas pidiendo a la puerta de un centro de salud tenga más educación y mejor humor que una persona que va en un coche enorme a ver al médico.

Me parece que el mundo está cabreado por falta de problemas. No me refiero a la crisis y cosas así, desde luego; lo que digo es que hay gente que está en un permanente enfado con el mundo por cosas importantes hasta cierto punto (o que no son importantes, siquiera), mientras que personas con problemas mucho más serios, mantienen una actitud bastante más positiva.

Será cosa de relativizar...
Publicar un comentario