jueves, 28 de mayo de 2009

UN COJO EN MADRID

Hace unos días estuve en Madrid. Es la segunda vez que voy, aunque de la primera no me acuerdo ya casi porque tenía unos diez años... La verdad es que la imagen que recordaba no tiene nada que ver con lo que he visto, y es que todo está muy limpio. Ahora, que como para tirar algo al suelo con tres o cuatro policías en cada esquina. Vimos monumentos, calles y algún parque pero, sin duda, de lo que más había era policía.

Dos días en Madrid no dan para mucho y menos aún si vas cojo y con muletas por ahí... Aunque, básicamente, iba porque Marcos me consiguió convencer para ir a un concierto (y no es nada fácil porque soy muy cabezón...), nos dimos una vuelta para ver el centro de la ciudad.

Tengo unas cuantas fotos, pero se vé que la foto turística no es lo mío (y que llevaba la compacta y aún no sé ni dónde tiene las opciones), así que he elegido alguna curiosa en la que sí me entretuve. Y digo "curioso" porque, cuando vas cojeando por una calle del centro de Madrid y, de la nada, te aparece una papelera como la siguiente, eso es lo mínimo que piensas...

Si alguien pasa a menudo frente a este monumento de la decoración urbana madrileña y sabe a qué se debe este adorno "de mierda", que me deje un comentario, por favor. No miré, pero a mi me suena a que sea de una tienda...

Y, claro, si vas a Madrid tienes que ir al Retiro a dar un paseo. Y, nada más cruzar la entrada que da la Puerta de Alcalá (creo, no querría decir una burrada), ya te encuentras con una serie de esculturas un tanto extrañas. En cuanto vi la primera, no pude resistirme a casi gritar que aquello era un ser rechoncho con cabella de paella. Sin ofender al artista y a quienes hayan confiado en él o ella, en serio, ¿es una paella?

Y aquí abajo, un conguito que se acaba de arrancar el corazón (lo que le hace muy feliz, claro) mientras aprende a desfilar como modelo haciendo equilibrio con unos libros en la cabeza:
Y un (o una, pero le veo cara masculina aunque lleve falda) familiar del conguito fusionado con la paella en plan Power Rangers (¿¿se acuerda alguien de la serie??):

No leí de qué iban las esculturas, pero me imagino que tendrá algo que ver con los Juegos Olímpicos o algo por el estilo. Estoy convencido que eso era una paella, así que debe de ser para representar España, porque esculturas había un rato...

En otra entrada comentaré el concierto un poco y a ver si puedo subir un vídeo que grabé de la primera canción que tocaron.

Sólo me queda una cosa que decir: ¡Madrid, qué grande eres, joé!
Publicar un comentario