viernes, 16 de abril de 2010

AMOR CALLEJERO

Caminábamos los dos,
cada uno a un lado de la Rambla;
entre tánto asfalto, tánta gente,
se dieron por cruzar nuestras miradas.
Se dijeron: "tú y yo, juntos para siempre"
y no hubo Rambla, no hubo gente y no hubo nada.

El amor crece en la calle
acurrucado en las aceras.

Florecimos entre cubos de basura,
escondidos de la lluvia en un portal
entre besos y promesas infinitas;
escapamos juntos de esta vida
(condena de asfalto, frío, hambre y soledad)
por dejarnos un segundo a la locura.
La noche entre cartones no es tan fría... si tu estás.

El amor crece en la calle
y en la calle morirá.

Publicar un comentario