martes, 13 de abril de 2010

CAMPO DE GOLF

Llevo unos días experimentando un poco con el blanco y negro en unas fotografías que saqué en el Sabinar. Esta, concretamente, es del futuro campo de golf que van a "perpetrar" allí, enmedio del campo y la nada, cargándose una buena extensión de tierra. Cada vez me siento más lejano de la civilización, pero viendo cómo se comporta, casi me parece normal.

No suelo hacer fotos de naturaleza en blanco y negro porque me trasmite sensaciones mucho más tristes u oscuras de lo que me inspira la naturaleza, pero esto de aquí arriba es producto del hombre y, además, uno que no me gusta nada. No hay derecho a destrozar una zona en la que viven tantas especies animales y vegetales (me paso el tiempo muerto allí haciendo fotos). Este tipo de cosas me recuerdan al tópico (o no) sobre la prepotencia de la personalidad estadounidense, que no es sino una extensión de la propia del ser humano. Que hay un ecosistema muy vivo... pues hacemos el campo de golf, que atrae más dinero. No entiendo de dónde nos sale el derecho a hacerlo.

Nos lo cargamos todo.

Qué cabreos me entran con estas cosas... Me voy al Sabinar a ver si puedo fotografiar un abejaruco, que es precioso y de momento sólo los he visto por allí. ¡Qué suerte tendrán en el campo de golf, con tánto animal bonito! Ufff...
Publicar un comentario