lunes, 7 de noviembre de 2016

TODO MORIRÁ

"Todo morirá, como ha muerto siempre.
Cada brizna de hierba que crece,
cada hoja que al final cae exhausta de la prisión de su árbol.
Todo morirá y con ello vendrá lo indecible,
lo vivido tantas veces 
que se ha convertido en el abono de este pasto
de incomprensión de lo que sucede,
de incapacidad ante lo visto,
de no saber si es cierto todo aquello que fue sentido.

Todo morirá, y así acabaremos en lo posible,
en un suspiro de algo innombrable
que nos acompañó desde el mismo momento en que nacimos.

Todo morirá con su verdor infinito,
con esa juventud que no caduca
hasta el mismo momento de ser lo nunca vivido,
de recordar lo que no ha sucedido,
de darle una y mil vueltas a una existencia que,
por lo que sea, jamás ha tenido suficiente sentido.

Así que todo morirá, como era inevitable,
como una y otra de vez de intentos fútiles
en un mundo que ni entiende ni sabe.

Todo morirá. 
Todo morirá en su justo momento
y nadie se salvará del juicio de lo que fue, 
de lo que ha sido,
de lo que quiso ser y, por fin...
se hará el silencio."
Publicar un comentario