jueves, 17 de enero de 2013

MÁS

"Cada vez queréis más; la codicia os llena los ojos y quedáis ciegos e imbéciles, poseídos por la más rotunda estupidez. Pero siempre queréis ir más allá aunque piséis cabezas, destrocéis vidas y esparzáis la miseria por todas partes, riendo como psicópatas ante el dolor ajeno que vuestra propia falta de entendimiento provoca. Nunca tendréis bastante, hienas hambrientas de poder, de riqueza y sangre no iporta de quién. No habrá suficiente en esta tierra para saciaros, como no sin la muerte se hacia una enfermedad.

Sois unos incapaces, pero tampoco es solamente culpa vuestra. Desde bien pequeños, el mundo que os ha rodeado, artificial, de plástico, falso y aparente, os engulle y os vacía el seso; os conviete en los zombies señores de la ciudad. Y bien sois eso, si se piensa bien. Altas cunas, sueños de algodón, imágenes falsas y embaucadoras que os susurran que sois la cima del universo. ¿Y me habláis de "cristianos"? No os enseñaron a creer en nada que no alcanzasen vuestra vista o vuestras manos, y así no aprendísteis a creer en lo que se lleva dentro. Aunque quizá no tengáis nada. Solamente más, y más, y más... todo tiene un precio.

Nos habéis perdido en palabras vacías y ojos zafios, en bulas que parecen vómito al salir de vuestras bocas. No puedo decir nada más elegante porque sencillamente siento asco. Os hemos visto por dentro y os seguimos abriendo en canal; vuestras entrañas están sucias, negras, drogadas de ira, falacia y poder. Desde el más alto, al tonto del pueblo que no sabe pensar, solamente vivís para mentir más y más. Nos habéis perdido por idiotas, porque ni siquiera sabéris engañar como es debido. Aunque algo bien habréis hecho para que tanta gente no diga nada más.

A pesar de todo, estoy agradecido de vuestra existencia en mi vida como los carroñeros que sois. Gracias a vosotros, sé de la verdad y de la mentira, de lo necesario y lo trivial, de la rabia y de la paz, de la justicia y de la ley, de todo y del amor. Sé que no sois capaces de entenderlo, así son vuestros actos, pero me habéis ayudado a saber quién es y quién no es como vosotros. "
Publicar un comentario