sábado, 21 de mayo de 2011

MERIENDA DIMINUTA

No poca gente sabe que las hormigas, enter otras habilidades, suelen dedicarse a pastorear pulgones. Estos bichitos expulsan un líquido que les encanta a las hormigas y estas los cuidan y los mantienen a salvo en sus plantas. Hasta ahora pensaba simplemente que era un caso de cooperación, de dos que pueden favorecerse mutuamente. 

Sin embargo, viendo comportarse al pulgón que sale en esta fotografía (el bichito amarillo que el otro tiene entre sus patas), me doy cuenta de que, además de lo de cooperar, es que el pulgón es tonto. Apareció lentamente por detrás de este otro bicho más grande —que ahora no recuerdo cómo me han dicho que se llama— y se dedicó a pasear por detrás de él, dándole tienpo de girar la cabeza, verlo y cogerlo para comérselo entero; no sobró nada absolutamente.Tengo una secuencia de fotos de eso, pero no todas se ven bien, así que pongo esta aquí.


Publicar un comentario