domingo, 16 de mayo de 2010

ES POSIBLE

Es posible que tú y yo no nos encontremos nunca, que nunca compartamos el mismo destino, pero sí siempre la misma dirección. Es posible que no haya dos iguales, que uno y otro seamos distintos, pero uno sólo en sentimiento y razón. Es posible que le cuente a nadie lo que nunca sucedió, imagen del pasado perdido que, extrañado, envidiado y asumido, vuelve esta noche a la realidad y después a la imaginación. Es posible que duermas conmigo aunque en la cama sólo esté yo.

Es posible, sin embargo, que la imaginación vuele, y que el tiempo se detenga entre los dos en un segundo, en un suspiro exhalado ante el recuerdo inacabado y nunca perdido de tu olor; que el mundo sea perfecto y que no haya ni nadie, ni nada ni nunca alrededor; que sólo el viento te mezca entre caricias y no importe ni el lugar, ni el momento, alejado el sentir del tiempo en el rincón más profundo de tu corazón.

Es posible que seas feliz y solamente quiero verlo.
Publicar un comentario