viernes, 5 de diciembre de 2008

5, 4, 3, 2, 1...

Esto... que la cúpula de Barceló se cae.

¿La primera y más cara "obra de arte" autodestructiva?

La verdad es que me parece curioso que haya pasado algo así, si es que ha pasado de verdad. Creo que es una especie de justicia poética porque, independientemente de que la obra sea más o menos artística, la millonada que ha costado el caprichito de alguien no se justifica con el resultado; no creo que haya resultado que justifique ese despilfarro, de todas formas. Con la falta que hace el dinero y se lo van gastando alegremente en cosas tan tontas como pintar un techo. Fuese o no fuese del Fondo de Ayudas al Desarrollo, que también es importante, es un despilfarro tremendo en un momento en que el dinero, precisamente, no es lo que más abunda. Sigue habiendo el mismo, pero se lo van cambiando de bolsillo unos cuantos...

En fin, la vida te da alegrías.
Publicar un comentario