lunes, 16 de julio de 2012

CAMINO

"De nuevo cambia el tiempo y toca volver a andar. Llueven hojas muertas y los árboles se retuercen al ritmo del silencio, dejados al viento que no hace más que empeorar. En este recodo de bosque, el descanso se ha hecho, como siempre acaba ocurriendo, imposible. El sol, vehemente, violento y desquiciado, abrasa hasta la última mota de vida y todo queda en polvo, en la arena inerte que cada cierto tiempo llena mis desiertos. Toca ponerse en pie y seguir un camino inexistente, uno que me lleve a ninguna parte... como todas las demás.

Lentamente, erguido, anticipo lo que vendrá y mis ojos descienden al nivel del suelo con tan poca esperanza... Descalzo, sin querer protegerme pies, tiño de rojo intenso la arena que brilla, cubierta de cristales rotos. Una a una, mis huellas se escampan y se difuminan hasta que una parte de mí desaparece enterrada. El camino sigue adelante y cada vez me cuesta más andar.

Me detengo a unos cuantos pasos del lugar de mi descanso y vuelvo la vista atrás para darme cuenta de que la resignación casi puede conmigo, que por poco olvido dejar bien enterrados todos los recuerdos que no hay fuerzas de conservar. Cojo un puñado de arena y, mientras me saltan las lágrimas conforme me funde la piel, de tan caliente, la dejo caer para que vuele al viento junto a a tantas palabras e ilusiones; como siempre, otra parte de mi ha muerto. Ahora toca volver a caminar.

Sin embargo, estoy empezando a estar muy cansado de que me den la vida para luego tenerla que abandonar en alguna ciudad desconocida. Si el camino es el desierto en que se convierte cada vez, las fuerzas ya flaquean; con ellas, las ganas de casi todo y de seguir siempre un paso más en la dirección de unos ojos que, cuando parece que voy a alcanzarlos, se alejan todavía más.

El camino ya ha empezado, pero estoy cansado de andar. Quizá me siente a un lado y espere como las piedras a que el tiempo me deshaga, si por mucho que recorra, más arena me queda por tragar. Esperaré y desapareceré del tiempo, pues ya ni tengo memoria; a ver si alguien pasa a mi lado y se le ocurre mirar."
Publicar un comentario